La Diabetes

Linea Diagnostico

La insulina es una hormona producida por las células beta del páncreas. Su función primordial es la incorporación de la glucosa

 sanguínea al interior de las células del organismo que son sensibles a su acción: células musculares, hepáticas, tejido adiposo.

En el músculo esta glucosa se utilizará como fuente de energía o se transformará en glucógeno y en el tejido adiposo se transformará en grasas de reserva cuando el consumo de azúcares es elevado. Además de estas funciones, la insulina también estimula la captación de aminoácidos para la síntesis de proteínas e inhibe la formación de glucogeno en el hígado a partir de aminoácidos.

Tras las comidas, la glucosa en sangre aumentará y estos niveles inducirán la síntesis y liberación de insulina que ejercerá su acción en el organismo. Si no se produce esta liberación, o las células son resistentes a la acción de la insulina, los niveles de glucosa aumentan en la sangre. La diabetes es una enfermedad metabólica caracterizada por la hiperglucemia, es decir, niveles anormalmente altos de glucosa en sangre, debido a una deficiente producción de insulina o a un defecto en la reacción a ésta en el organismo o a una combinación de ambos.

Por todo lo anterior la diabetes es una enfermedad que altera la capacidad del cuerpo para una correcta utilización de los hidratos de carbono, proteínas y grasas.